Autor Tema: Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)  (Leído 850265 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

P Martos

  • Usuario excelente
  • *****
  • Mensajes: 912
Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
« Respuesta #5355 en: 19 de octubre de 2020, 19:04:50 »
  • Publicar
  • Carta de Mª Jose Carvajal (huérfana del Salto) a su padre. 50 aniversario. Le ayudé un poco. El mérito es suyo.

    Carta al padre que no conocí
    Quiero escribirte una carta, papá. Bueno, a ti y a todos los que te acompañaron en tu último viaje, aquella trágica mañana de otoño. Cada día de mi vida he pensado en esa triste jornada, en cómo podía haber cambiado nuestras vidas si aquel día no hubieras ido a trabajar, si hubieras estado enfermo o hubieras estado en otro lugar, en cualquier lugar, pero lejos de aquel maldito canal que iba a convertirse en tu improvisado sepulcro aquella mañana. El tuyo y el de otros muchos que, como tú, acudíais a trabajar cada día conscientes del peligro que os rodeaba continuamente.

    Hoy ,50 años después, “comprendo” que no fue tu elección abandonarnos. Durante años me sentí enfadada contigo, no entendía porque nos habías dejado solas ante la vida. El mundo me parecía un sitio demasiado peligroso para nosotras. Mi madre solo tenía 29 años y tuvo que ser muy, muy valiente para marcharse del pueblo a Zaragoza con dos niñas pequeñas en busca de un futuro más esperanzador. Yo apenas tenía 4 meses cuando te fuiste y mi hermana 4 años. No te conocí y, sin embargo, siempre estuviste presidiendo nuestras vidas desde aquel cuadro que mamá mando pintar después del accidente, donde estábamos, nosotras tres y tu, pintados entre nubes del cielo, aquel cuadro… que siempre estuvo colgado en el salón de casa. Esa fue mi única imagen de tu persona.

    Comprendo, aunque no acepto, vuestra marcha. Entiendo que los seres humanos nos equivocamos, pero no acepto que alguien, tenga en sus manos la vida de tanta gente y no pusiera todos los medios posibles a su alcance, para asegurarse que no corríais ningún peligro. No acepto que alguien, sea quien sea, pueda “jugar” con el destino de tantas y tantas personas como sufrimos aquel terrible accidente.

    Imagino que al igual que yo, otros huérfanos del Salto, se habrán preguntado muchas veces si los responsables de aquella negligencia habrán sido capaces de dormir por la noche con más de 70 cadáveres en su conciencia, con la incertidumbre de más de 70 viudas llenas de amargura intentando buscarse la vida para criar a sus hijos, con más de 70 madres llorando la pérdida de unos hijos llenos de vida que ya no podrían volver a abrazar jamás. Porque la Justicia fue más ciega que nunca ante lo sucedido: no hubo culpables y todo se entendió como fruto de un accidente casual. Pero no creo en las casualidades y sí en las causalidades. Hoy es día de memoria, sí, pero también de recordar al mundo entero que no nos resignamos a desconocer la verdad de lo ocurrido y pedir responsabilidades a quien corresponda.

    Porque ¿A cuántos niños nos dilapidó la vida aquel accidente? Porque los niños que quedamos huérfanos aquella mañana tuvimos que aprender a convivir con la tristeza. Los niños de aquella tragedia pensábamos que todas las mamás del mundo lloraban por las noches cuando creían dormidos a sus hijos, aquellos niños creíamos que los vestidos negros de nuestras madres y abuelas eran como el uniforme de nuestros colegios. Algo… que no podía ser de otro modo.

    Aquella mañana cuando enmudecieron de golpe vuestras voces, cuando el latido de vuestros corazones se detuvo para siempre en nuestras casas se instalo el silencio y el llanto cubrió cada minuto e instante de vuestra ausencia. El dolor, la rabia, la impotencia y muchas cosas más que no quiero nombrar se alojaron, por y para siempre, en cada rincón de nuestra existencia.
    Hoy, que yo soy madre, entiendo la tristeza que reflejaban los ojos de la tuya. La abuela Juana había enterrado a tu hermano Pepe, tres años antes en otro accidente. Sé que entonces pensasteis en dejar la presa el tío y tú, pero había poco trabajo y el poco que había era en el campo o con animales, muchas horas y poco dinero. Así es que… volvisteis allí.

    Aquel fatídico 22 de Octubre de 1965 la Presa aun iba a robarle a la abuela los dos varones que le quedaban. El tío Manolo y tú dejaríais también vuestras vidas en aquel detestable Salto. Aún así la vida le guardaba otro mal trago, enterrar a tu hermana, que perdió la cabeza por vuestra trágica ausencia, y tener que sacar adelante a mis tres primos, que quedaron huérfanos. La abuela Juana fue una mujer fuerte y valiente.

    Creo que, en general, los niños de aquella catástrofe debemos todo o casi todo lo que hoy somos a nuestros abuelos porque algunos perdimos pronto a nuestras madres y fueron ellos los que nos sacaron adelante con mucho amor y dedicación. Cuando mamá se fue a tu encuentro yo tenía 7 años y mi hermana 11. Fueron sus padres, la abuela Pilar y el abuelo Agustín quienes lucharían por nosotras hasta su último aliento de vida.

    Quiero que sepas, papá, que los niños, vuestros niños, siguen luchando 50 años después de la tragedia para que nadie olvide vuestra marcha, para que vuestros nietos y biznietos sepan la historia, la impresionante historia que os toco vivir. Para que sepan que fuisteis unos hombres buenos y trabajadores a los que las aguas del Tajo arrastraron sin piedad hasta dejaros sin vida.

    Creo, papá, que podéis estar orgullosos de nosotros, pues hemos llegado a ser personas de bien, hombres y mujeres que hemos sabido superar y crecer sin olvidar aquel accidente, que marcaria a fuego en nuestras almas aquella terrible fecha y quiero decirte, papá, que los niños del accidente y algunos supervivientes estaremos juntos en vuestro 50 aniversario para recordaros y homenajearos con todo el amor y cariño que vosotros os merecéis.
    Con cariño, tu hija que te quiere y nunca jamás te olvida…
    Mª José Carvajal


    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5356 en: 19 de octubre de 2020, 19:09:04 »
  • Publicar
  • Y ahora os dejo el texto de la carta/poema de Julio "Montecasti" leída por Máximo Fragoso el sábado,24 en el Salto

    "Con esta sencilla poesía quiero rendir homenaje para aquellos hombres y sus familias, que perdieron a sus seres queridos. Se que nunca eso se puede olvidar, pero algo puede reconfortar el que quede escrita en la memoria de todos" (Julio Diaz)

    Era un veintidós de octubre
    del año sesenta y cinco
    una fecha a recordar
    de aquella enorme tragedia
    que a todos hizo llorar

    Llorar de impotencia y rabia
    de ver como aquellas aguas
    se llevaban por delante
    gente que solo querían trabajar
    para sacar las miserias de sus vidas

    De las gentes que murieron
    nadie escribió su epitafio
    aunque regaran con sangre
    las tierras de este pantano

    Este trágico suceso
    nunca tuvo que pasar
    pero la ambición humana
    no entiende de humanidad

    Hoy, por fin, se ha conseguido recuperar
    la memoria de estas personas
    que dieron sus vidas por estas obras

    Obras para los de siempre
    que siempre quieren lo mismo
    buscando gloria y honores
    a costa del esclavismo

    Julio Diaz, 22 de octubre de 2015

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5357 en: 19 de octubre de 2020, 19:20:43 »
  • Publicar
  • https://drive.google.com/drive/folders/0B1dRWt3lzfnWQUt0cE96bGJ0MlU

    Fotos del 22-10-2015, homenaje en Torrejón el Rubio, son de Urbano.

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5358 en: 20 de octubre de 2020, 18:33:48 »
  • Publicar
  • LA LUZ DEL SILENCIO
    (Réquiem por Segundo Díaz Fernández)
                      *+*
    Con la luz de la pena, amigo mío,
    escribo este poema a las estrellas.
    Y les hablo de ti, hombre valiente,
    y les digo lo bueno que tú eras.
    Les hablo del dolor en el costado.
    Les digo del sentir de nuestra pena,
    y del amor tan grande que has dejado.
    Segundo, buen amigo, en ésta vela,
    con versos y palabras de cariño,
    quiero alumbrar caminos y veredas,
    que suban hasta el Cielo, tu destino.
    Hiciste tanto y tanto, en nuestra tierra,
    que vive el corazón en tu trabajo.
    Tu marcha, amigo mío, duele y quema.
    Y aunque ya eres un Ángel, flor del Cielo,
    sigues siendo el "Listero" de almas buenas.
    Aquí dejas amor, cariño y vida.
    Quedas pesadumbres y azucenas.
    Quedas a Marimar, hondo vacío,
    y en toda la familia luz desierta.
    ¡Hay tanto amor en ellos, tanto duelo
    que, el dolor y la pena les superan!
    Tu memoria y palabra, compañero,
    nos muestran lo valiente que tú eras.
    Los Ángeles del Salto te han sentido
    y esperan figurar en tu libreta.
    A tu lista de amor irán llegando,
    y todos estarán siempre a tu vera.
                *+*
    18 de octubre de 2018.
    Eladio Sanjuán

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5359 en: 21 de octubre de 2020, 09:16:11 »
  • Publicar
  • EL CUCHITRIL Y LAS ROSAS
    (En memoria de todos los que murieron, vivieron y trabajaron
    en el Salto de Torrejón.)
          I
    Me estrujo la memoria cada día
    y no hallo respuestas convincentes.
    ¿Es la niebla del tiempo o el rechazo
    los que no dejan ver el contenido?
    Cuanto más le pido a la memoria
    más me niega la luz de aquellos tiempos.
    Año sesenta y cuatro,
    el Salto de Torrejón y la penuria.
    Un cuchitril, un habitáculo sin baño, un jergón de borra
    y un catre de madera…
    Un despreciable modo de descanso
    y un orinar la noche en plena calle.
    Inhumano aposento para paliar durezas.
          ….
    Regresan del sudor al vespre los obreros.
    Hacinados, taciturnos, exhaustos, los hombres del pantano
    ansían su descanso,
    y en el camastro en tablas se oscurecen,
    y salen a orinar al frío de la calle…
    Hay un rumos de estrellas y de agua…
    Y amanece el día y vuelven al trabajo
    con los huesos molidos y despiertos.


    Esperanzados…
    En un libro sin páginas van grabando sus días y sus penas.
    A la memoria llevan las hazañas para luego escribirlas…
    Así,  la humanidad, sabrá por las palabras,
    las penas y el dolor que costó nuestro Salto.
    Y aún nadie sabía del horrendo desastre venidero…
       ….II…
    (“22 de octubre de 1965, las nueve de la mañana”)….
    El estruendo del agua y el rumor de la presa, invadieron Manfragüe.
    El Salto, se cubrió de lodos y cenizas,
    Y el veintidós de octubre  ceniciento y oscuro,
    se llenó de mañanas, de gritos, de heridos y de muertos…
    El “accidente” que siempre es negligencia, descuido o abandono
    se cobró muchas víctimas, alientos cortados de repente.
    Desconcierto total por la sorpresa.
    Los cuerpos eran rosas tronchadas, deshojadas
    en plena florescencia… 
    El cauce era el horror en la espuma batiente de las aguas…
          …



    …III…
    Hoy, el recuerdo y un pájaro en la niebla,
    van cubriendo de trinos las montañas
    y en las aguas del río, de los ríos, habrá un manto de flores.
    Claveles y rosas flotando en los perfiles.
    Tendrán las aguas todas del pantano y la Presa
    un jardín de claveles…
    Los pétalos flotantes, con rumores de agua y coros celestiales,
    Simularán los besos, las palabras, el amor indeleble, la familia…
    Y así verán los ojos y oirán los oídos
    a las victimas del Salto rezando por nosotros…
    Ellos ya son ángeles, espíritus del cielo velando por quien ama.
    Que la memoria toda se convierta en amor,
    así, cada recuerdo, cada nombre, cada fecha,
    tendrá un nuevo aviso, una llama de amor, una caricia,
    un mensaje, la gratitud y el beso…
     Que la justicia ampare el derecho vital de las personas,
    el amor, la vida, y el imperio total de los recuerdos.                 
    *******
    Madrid, 18 de octubre de 2016
    Eladio San Juan Brasero

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5360 en: 22 de octubre de 2020, 10:20:11 »
  • Publicar
  • ROMANCE A LOS ÁNGELES DORMIDOS
    *
    A las víctimas de la tragedia del 22 de octubre de 1965 en el Salto de Torrejón y a sus familias con mi sincero afecto.
    *
    Era el veintidós de octubre
    del año sesenta y cinco,
    cuando el gris de la mañana
    parpadeó de improviso.
    El murmullo del trabajo
    quedó roto y sin aviso
    y en una compuerta el agua
    buscó su libre albedrío.
    Los alazanes del viento,
    negros, grises y malditos
    rompieron parte del muro
    que se desplomó de un grito.
    El túnel se vio anegado
    y callaron los martillos.
    Las nueve de la mañana
    grabaron el sacrificio...
    Las amapolas de sangre
    se volvieron amasijos
    y los vómitos del agua
    los coronó de jacintos.
    Ya no eran cuerpos humanos
    eran rosas del martirio.
    Obreros que dieron todo
    por aquel grave descuido.
    ¿Qué nos queda de aquel día?
    El recuerdo y los olvidos,
    la imprudencia... el abandono,
    el dolor y el desatino.
    Nos quedará lo que quede…,
    Nuestros seres están vivos
    porque son la vida toda
    en el Cielo y lo Divino.
    Ellos nos quieren alegres,
    saben por lo que sufrimos.
    Saben que van en nosotros
    y en nuestra sangre tejidos.
    ¡Haya rosas sobre el agua
    por los ángeles dormidos
    y que el amor bajo el cielo
    esté en ellos infinito!
    ¡Que la verdad resplandezca
    por el monte y por el río
    y sea la Gloria su casa,
    se lo tienen merecido.
    ¡Vivan los muertos del Salto,
    vivan también los heridos
    y vivan los familiares
    que tanto llevan sufrido!
    ***
    20 de octubre de 2016
    Eladio Sanjuán Brasero.

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5361 en: 23 de octubre de 2020, 07:21:30 »
  • Publicar
  • LA NIÑA Y EL AGUA
    55 años después
    (Poema dedicado a la memoria de las víctimas de la tragedia en la presa del Salto de Torrejón en 1965. A las cuales se les dedicó una placa conmemorativa, pero en esa placa, ni están todos los que fueron, ni son todos los que están…)
    Espera la niña en el río,
    en la orilla está esperando.
    El viento mojado y frío,
    su pelo está despeinando.
    Como bestia brama el agua,
    que busca la libertad,
    y está su padre en la fragua
    forjando su oscuridad.
    Entre la niebla del monte,
    mujeres de negro pelo,
    amasan un horizonte
    de cementerio y de duelo.
    Un coro de negros llantos
    del monte viene bajando.
    Las aves callan sus cantos,
    los perros bajan ladrando.
    La niña llora en el suelo,
    arrodillada en la orilla,
    buscando al Dios en el cielo
    que su vida así mancilla.
    ¿Mi padre, dónde estará?
    Y el agua brama al pasar.
    ¿Mi padre, cuándo vendrá?
    ¿Por qué no viene a cenar?
    En Salto de Torrejón,
    Dios quedose dormido;
    de la niña el corazón,
    quedose en el fondo hundido.
    El viento mojado y frío,
    su pelo está despeinando.
    La niña espera en el río,
    en la orilla está esperando.
    ©MALT
    Comentarios

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5362 en: 23 de octubre de 2020, 08:00:48 »
  • Publicar
  • Qué te han hecho Tajo letra y música de Jose Mª Díaz, Remansos del Tajo de Anhinojo Folk

    http://anhinojo.blogspot.com/2016/12/anhinojo-folk-que-te-han-hechotajo.html





    Maxi Martos

    • Usuario experto
    • ****
    • Mensajes: 395
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5364 en: 07 de diciembre de 2020, 20:04:52 »
  • Publicar
  • Hola Amigo@s.
    Mando un relato de mi hermano Benito,de nuestra llegado al Salto de Torrejón.
    A ver si cunde el ejemplo y cada uno cuenta su historia como mejor la recuerde o como vivió esa capitulo de su vida.

    Saludos.

    M,Martos.

    Maxi Martos

    • Usuario experto
    • ****
    • Mensajes: 395
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5365 en: 07 de diciembre de 2020, 20:09:27 »
  • Publicar
  • Relato de Benito Martos.

    RECUERDOS DE UN NIÑO DEL SALTO

    Era el mes de diciembre de 1960, tal vez el 8 de ese mes que era el dia de la madre hasta que el Corte Ingles lo cambio a mayo, en una furgoneta tal vez una Alfa Romeo como la que tuvo el Sr. Elias, llegamos al salto mi padre a punto de hacer 34 años, mi madre con 30, yo con 10, Paquita con 5 y Maxi con 3 recien cumplidos, también venia nuestra perra Chiri, la Guzzi de mi padre y los muebles que teníamos muy pocos, al llegar fuimos a ver a Antonio Marcos (el listero), les conocíamos porque el la construcción de la carretera de la Bazagona al salto trabajo con mi padre.

    La casa que nos iban a asignar le faltaba alguna cosa asi que dormimos en otra igual, solamente estaban habitadas el módulo de la calle del rio, en las que vivian Antonio Marcos y el Sr. Elias, a nosotros nos dieron la de la calle del enmedio por debajo de donde construyeron la iglesia.

    Se estaban construyendo mas modulos, donde vivio Pedro Jareño, donde estuvo el estanco, el economato y las escuelas y todos los del arroyo hacia la presa, no había agua aun lo construia una empresa de Cáceres llamada Baltasar Tapia.

    Las casas no estaban mal, salón-comedor-cocina, despensa, tres dormitorios y aseo, aun sin agua, pero si electricidad gratis.

    Cuando llegamos teníamos problemas para cocinar pues las casas no tenían para hacer lumbre baja, nosotros llevabamos un infiernillo de petróleo, enseguida compramos una placa con dos resistencias eléctricas y estufas con resistencia para poder calentarnos, a veces comprbamos las resistencias y las colocábamos en un brasero de los de picón.

    En ese año 61 llegaron Jaime, Pedro Jareño y algunos chicos mas de mi edad

    Mi padre al dia siguiente comenzó a trabajar con su brigada arreglando la carretera que iba el Puente Cardenal pues estaba muy bacheada, luego construyo una presa en el arroyo que iba a la majada y el deposito de agua que estuvo por encima de la calle de arriba por cima de donde vivio Serafin Barroso.

    Ese curso del 1960/1961 no fuy al colegio, pues aun no estaban acabadas, en el 1961/62 vino D. Fermin y Dña. Julia y ya tuvimos escuela, al año siguiente hubo otro maestro que no recuerdo el nombre y ya en el 63/64 llego D. Miguel ese año me porte bastante bien pues hice y aprobé ingreso de bachiller, primero y el examen de beca por entonces ya había mas maestros D. Abel, Dña. Encarnita y algunos mas, habían hecho mas escuelas incluso para los pequeños de menos de 6 años daban clase en la iglesia.

    Tal vez en el 61 vino a vivir con nosotros mis tios Daniel y Angelita, mi tio trabajaba de albañil en la brigada de mi padre llevando el agua corriente a las casas del poblado lo cual nos dio otra comididad pues ya podíamos usar el baño.

    En abril del 63 nacio mi hermano Julian, esa tarde me llevo Paco Tardio a pescar debía ser semana Santa y Julian nació por la tarde,

    El curso 64/65 me fui a estudiar delineante a Cáceres con Juan pedro Rodriguez, fue un salto a otro mundo en una ciudad grande, viviendo en una pension y viendo a mis padres y hermanos solo de trimestre en trimestre

    En enero del 65 nacio mi hermano Javier, ya acabe el curso a ultimos de mayo llegue al salto como niño y al dia siguiente me converti en hombre pues comencé a trabajar como tal en las oficinas como aspirante Tecnico en delineacón, pero ya lo esplicaremos en el próximo capítulo.

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5366 en: 13 de diciembre de 2020, 22:25:33 »
  • Publicar
  •     NUESTRA LLEGADA AL SALTO


       En enero de 1960 nos trasladamos a El Pedernoso (Cuenca). Mi padre trabajaba en unas obras de canales para regadíos. No obstante estaba pendiente de que se empezara el Salto de Torrejón. Paco Tardío le escribió una carta informándole que ya iniciaba la tan esperada obra. Mi padre quería ser de los primeros. Tenía buenas condiciones de trabajo (casa, luz, agua, leña y 1900 Ptas al mes) y decidió dejarlo y volver a su tierra.

       El día 30 de noviembre realizamos un largo viaje (esta fecha la recuerdo porque mi madre me la ha recordado una y otra vez; Era el día de San Andrés).
     Salimos cuando aún era de noche. Nos trasladamos en una furgoneta, quizás una DKW. Íbamos mi padre, mi madre, Benito, Maxi, yo y mi perrita Chiri. Un par de camas, un baúl para la ropa de todos, una mesa de las de merienda, una silla de coser, un par de sillas, dos o tres banquetas de madera que había hecho mi padre, un cajón de dinamita con los útiles de cocina y poco más. También llevábamos la Guzzi de mi padre. Debido a los trabajos tan cambiantes de mi padre nos habíamos acostumbrado a vivir como los caracoles: con la casa encima. Disponíamos de muy pocos enseres. Económicamente teníamos cierto desahogo para tener más cosas pero nuestro estilo de vida no nos lo permitía.

       Cada vez que se producía un cambio de trabajo mi padre nos explicaba sus planes y nos hacía vivir una gran aventura con las cosas que nos podíamos encontrar. Él estaba muy contento. Se pasó el viaje explicando lo que nos encontraríamos. Me hablaba del Salto del Gitano. Yo tuve siempre mucha imaginación pero no la necesaria para imaginar lo que me esperaba. Pidió al chófer que fuera un poco más despacio. Yo quedé perpleja al ver aquel paisaje. Me había mencionado el Puente del Cardenal. Decía que tenía ojos y que, a veces, lloraban. No me lo podía creer, le gustaba hacerme soñar y pensé que era uno de esos momentos. Quedé parada cuando vi aquél grandioso puente y hasta le vi sus ojos. Creí que me estaba tomando el pelo. ¡Pero no me había mentido!. El nivel del agua tenía que ser alto para verlo llorar, pero era posible.

       Tardamos poco en llegar a nuestro destino. Llegamos entre dos luces. Entramos en una casa y empezaron a montar las camas. Sujetaron los largueros a los cabeceros e instalaron encima el somier y el colchón. El de la cama de mis padres era de lana de oveja churra. Lo habían adquirido en La Mancha y mi madre se sentía muy orgullosa de él.

       Pagaron al transportista que se apresuró a acercarse a algún pueblo para pasar la noche. 

       

    fernando

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 567
    • Aquellos niños que somos...........
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5367 en: 17 de diciembre de 2020, 09:20:43 »
  • Publicar
  • :

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5368 en: 18 de diciembre de 2020, 20:43:57 »
  • Publicar
  • Con unos villancicos os deseo feliz Navidad.

    https://www.youtube.com/watch?v=CR4JTMg1gH4

    Paz, amor y mucha salud
    « Última modificación: 18 de diciembre de 2020, 22:15:30 por P Martos »

    P Martos

    • Usuario excelente
    • *****
    • Mensajes: 912
    Re:Amigos del Poblado del Salto de Torrejón el Rubio (Cáceres)
    « Respuesta #5369 en: 27 de diciembre de 2020, 10:52:11 »
  • Publicar
  • Hola amigos,

    El día 24 Ernesto me informa del fallecimiento de Charo Cordero, Alcaldesa de Romangordo, Presidenta de la Diputación de Cáceres pero sobre todo,  amiga nuestra y vecina suya. Mucha fuerza Ernesto para intentar superar esta gran pérdida para ti.

    https://www.canalextremadura.es/noticias/charo-cordero-la-mujer-que-adoraba-el-mundo-rural?fbclid=IwAR1ge0mKw3hoUN-yDM-COIwtTerwuMC9-trmESKs4gTZt4jINvqIn5XWyh0

    https://www.hoy.es/extremadura/fallece-charo-cordero-20201224124303-nt.html

    D.E.P.