Autor Tema: Juan Gallego Crespo  (Leído 1300 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Virtualcomp

  • Usuario nuevo
  • *
  • Mensajes: 1
Juan Gallego Crespo
« en: 06 de marzo de 2009, 21:46:55 »
  • Publicar
  • Juan Gallego Crespo fue un anarcosindicalista, ideólogo y escritor libertario.

    Nació en Torreperogil (Jaén, España) el 22 de Febrero de 1886 aunque residió en Córdoba y Sevilla. En 1907 abrazó el anarcosindicalismo, ideología en la que basó su lucha durante los años más convulsos del siglo XX siendo uno de los dirigentes anarquistas más influyentes y conocidos de principio de siglo. Juan Gallego realizó numerosos viajes por toda Andalucía con el objetivo de implantar la CNT (Confederación Nacional del Trabajo (España)) en los tajos y difundir la defensa del campesinado en los latifundios andaluces.

    Fue un luchador incansable, intervino en numerosos mítines y conferencias así como artículos periodísticos. En 1911 tuvo que huir de Bujalance perseguido por repartir propaganda antimilitarista en los cuarteles.

    En Córdoba colaboró intensamente en el Centro Obrero. En 1918 fundó en Sevilla Acción Solidaria; más tarde se estableció en Valencia desde donde desarrolló una intensa actividad en el Comité Regional de Levante de la CNT, colaborando activamente en la Solidaridad Obrera de Valencia, sindicato para el que fue propuesto como responsable varias veces. Allí representó diversos sindicatos como la sociedad El Obrero Instructor de Soneixa.

    En 1919 intervino como delegado por Levante en el congreso de la CNT celebrado en el Teatro de la Comedia de Madrid. En julio de 1927 intervino en Valencia en el congreso fundacional de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), aunque esta vez de forma clandestina por la dictadura de Primo de Rivera.

    Se casó con Eustaquia Santisteban Molina con la que tuvo ocho hijos: Acracio, Justo, Julio, Aurora, Helios, Camelia, Rosa y Palmira.

    Escribió numerosos artículos en “La Revista Blanca” y “El Luchador” y fue redactor de “Fragua Social” de Valencia. Al final de la guerra era el responsable del comité Regional de la CNT-Centro, y representaba a dicha zona en las reuniones del Movimiento Libertario. En 1931 escribió la novela “La Aurora” (Barcelona, La Revista Blanca, 1931) y en 1937 el ensayo “Síntesis de la Acción Sanitaria del Centro” (Barcelona, 1937).

    En el plano profesional, obtuvo el título de Practicante de Medicina y Cirugía y prestó sus servicios en el Instituto del Cáncer de Madrid. Durante la guerra trabajó de Practicante en los Servicios Móviles de Epidemiología, así como en la Subsecretaría de Sanidad de Madrid, Valencia y Barcelona del Comité Nacional de la CNT. Fue vocal de la CNT en el Ministerio de Trabajo.

    Al concluir la guerra Juan Gallego Crespo sería detenido y preso en el campo de concentración de Albatera (Campo de Albatera) pero consiguió evadirse y huir a Francia, donde continuó trabajando para el Movimiento Libertario hasta que la invasión alemana dio al traste con la organización en Francia y decidió marchar a México.

    En Marsella embarcó hacia México en el vapor “Nyassa” arribando a Veracruz el 22 de mayo de 1942. Le acompañaba su esposa Eustaquia Santisteban Molina y tres de sus hijas (Camelia, Rosa y Palmira Gallego Santisteban, por entonces de 17, 13 y 11 años respectivamente.

    Aún en México continuó su labor partidaria y, junto a otros republicanos españoles fue uno de los firmantes el 11 de octubre de 1955 de la carta dirigida al Sr. Secretario General de la ONU, fundamentando y solicitando no se aceptara a la España de Franco como miembro en la organización, a esta declaración se adhirieron el 1º de enero de 1942 los Estados Unidos de América, Inglaterra, Rusia, China, Austria, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Cuba, Checoslovaquia, Santo Domingo, El Salvador, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, India, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Polonia, Unión de África del Sur, Yugoslavia, y, posteriormente, México, Filipinas, Etiopía, Irak, Brasil, Bolivia, Venezuela y Perú.

    Juan Gallego Crespo, como tantos exiliados, no pudo regresar a España. La longevidad de la dictadura franquista fue demasiado larga para los que aguardaban la instauración de la democracia en tierras lejanas. En cambio su familia recuerda cómo su nostalgia le pudo y realizó un fugaz viaje a España cuando aún Franco no había muerto.

    Juan Gallego Crespo falleció en México el 14 de abril de 1974 (43º aniversario de la 2ª república española). Tenía 89 años de edad.